sábado, 16 de octubre de 2010

Dolorosa Confusión... Capítulo 2: Empezando la telenovela.

ALEXANDRA POV:

Me levanté muy de madrugada, y me fui de casería… Luego, volví a mi casa, que se encontraba cerca de la sala de recepciones…

Eran muy pocas las diferencias, que tenía con Bella… Por lo que había estado investigando toda la noche por mi tía Vanessa, que trabajó casi toda su vida en la cafetería de la secundaria de la escuela de Forks, pues Bella, era una chica tímida, callada, reservada y su estilo muy normal a vaqueros y camisetas. Y su cabello la mayoría de las veces, suelto.

Respecto a su vestimenta, era muy parecida a mí. Pero mi cabello era corto y totalmente negro… Por lo que me dirigí a un salón de belleza que se encontraba cerca de la secundaria de Forks…

Le pedí a la chica que me atendió en la sala de belleza, que me aplicara un pequeño baño castaño para que me aclarara el cabello y agregué unas extensiones para alargarlo…

Realmente me transformé, era idéntica a Bella. Ahora solo faltaba realmente parecer Bella… Necesitaba investigar aún más de su vida… Observarla al lado de los Cullen, de su familia saber más de su pasado. Pues me quedaría en su lugar siempre…

Sabía que me costaría. Pero tenía que hacerlo, pero si quería que todo pasara tenía que empezar sin más “Peros”.

Por lo que me tomé una semana para observarlos. Me costó mucho trabajo que no me detectaran… Era una familia muy inteligente, pero ninguno como yo. Logré que ninguno se diera cuenta que los estuve observando por una semana, además mi tía Vanessa era muy amiga de Jessica un ex compañera y ex amiga de Bella, Jessica le informó más aún de ella, su comportamiento, su familia, la fecha en que llegó a Forks, y muchas cosas más.

Todo lo que investigué era lo necesario, lo que realmente hacía falta. Había aprendido a hablar incluso con la voz de Bella, que era muy suave. En fin estaba más que lista para sustituirla, pero no había planeado aún como mandarla al infierno, y como tomar su lugar.

Pero primero haría un ensayo… Por lo que fui y observé en casa de los Cullen la ropa que Bella andaba… Siempre observaba desde lejos por un telescopio en una cabaña en el bosque… Bella vestía un pantalón de mezclilla y una camiseta blanca con unos tennis. Sin pensarlo más, me dirigí a casa de nuevo a colocarme una vestimenta idéntica y empezar el ensayo.

Edward se encontraba en su habitación viendo la televisión. Y toda la familia junto con Bella, se encontraba en la sala; mientras que Renesmee y un perro se encontraban en la habitación de la chica… Un perro humano, mejor dicho un licántropo el tal Jacob. Mi tía Vanessa ya me había contado de esa historia…

Me dirigí lo más cuidadosa posible con mis dones de vampiresa como lo era la rapidez, y me dirigí hacia la ventana del baño de la habitación de Edward y salí, un poco nerviosa…

Princesa. Dijo mientras fruncía el ceño. ¿A caso no estabas con Esme tratando de arreglar la TV? Me cuestionó.

-Mmmm, sí… pero vine al baño lo más rápido posible- Dije tartamudeando lo más suave posible…

¿Qué sucede Bella te noto un poco nerviosa, te pasa algo? Me cuestionó.

-No es solo que… tengo jaqueca- Dije mientras me dirigí hacia el… Era increíble, que también yo tuviera el mismo don de Bella. Nadie podía leer mis pensamientos, pero simplemente yo era mejor que ella, pues no era ese el único don que me acompañaba sino muchos.

Me acosté en la cama el me rodeó con sus brazos. ¿Alguien te había dicho cuanto te amo? Me cuestionó.

Sonreí dulcemente tal y como lo hacía Bella. Y lo besé. A medio beso abrí los ojos y pude notar como Edward disfrutaba de ese beso.

Deje que terminara de saborear mi boca para desprenderme de su lado.

¿A dónde vas, Bella?

-Ya regreso, iré donde Esme- Dije mientras salía de la habitación. Y me dirigí a un cuarto abandonada siempre situado en el segundo piso. Por suerte nadie me había visto. Y luego por la ventana de esa habitación, salí de la casa y me dirigí a la mía.

Había estudiado muy bien la casa, conocía muy bien como las palmas de mi mano cada uno de los Cullen y sus pertenencias, hasta del más mínimo detalle, conocía de ellos y en tan poco tiempo, era un inteligente y nadie se me comparaba…

Todo estaba más que perfecto, Edward no había visto ninguna diferencia conmigo, y si él no lo había hecho como lo podría hacer la familia…

Llegué a casa para tomar la nueva ropa al “estilo de Bella” y la coloqué en una maleta… Luego miré el buró y tomé entre mis manos la foto de Fabio y le dije:

-Pronto estaremos juntos mi vida, hoy fue nuestro segundo beso- Cerré los ojos y besé la foto…

Mi tía Vanessa se había quedado recostada en la puerta observándome.

¿Alexandra? Dijo.

-¿Sí?-

No me digas que ahora crees que Edward Cullen es Fabio Tloé. Dijo.

-Pues sí te digo- Suspiré.

Alexandra, sabes que nunca cuestiono lo que hago, pues siempre has sido independiente y has sabido medir perfectamente cada paso que das, pero… Esto es muy arriesgado…

-Nada es arriesgado para mí- La interrumpí.

Lo sé, pero es decir han sido muy unidos… Tienen una hija, además, no confundas el hecho que Edward Cullen te fascina a querer reencarnar a Fabio en él.

-Déjame en paz. ¿Qué me dices tú? Tú me ayudaste a hacer ese plan, investigando aún más de ellos-

Es cierto, lo hice, pero pensé que solo podías ser amante de él. Nada más, pero jamás pensé que pretendieras hacer de Edward a Fabio Tloé. Solo te advierto que esto te traerá muchas consecuencias y mucho daño.

-¡Basta! Estoy extasiada del daño, más no puede existir en mi vida. Y que importa, si yo he sufrido porque Bella no puede sufrir ya fue lo suficientemente feliz por muchos años, es justo que yo lo empiece a ser también…

Mi tía Vanessa negó con la cabeza mientras yo, cerraba la cremallera de la maleta…

La tome y la coloqué en el suelo para arrastrarla…

Dime cual es el plan. Me ordenó antes que yo, saliera totalmente d ela habitación…

-Marck mi primo, llevará a Bella a Tronkí. La dormiremos con unas inyecciones, y la llevaremos a una aldea de Tronkí alejada de todo el mundo, las personas ni siquiera tienen idea en donde se encuentran… No hay redes de ninguna ni siquiera energía eléctrica la ciudad más cercana con energía eléctrica a esa aldea está a dos países-

-Claro, no la dejaremos morir, pero tampoco dejáramos que se dé cuenta en donde está y mucho menos la forma de llegar aunque lo dudo mucho que algún día pueda ya estando allá, esa aldea es horrible, es como América antes de ser conquistada, no hay fabricas, ni restaurantes, las personas del río toman agua, en los ríos se bañan, no hay carros y mucho menos vampiros-

Bueno entonces te deseo suerte, aunque de nuevo te repito, está mal lo que haces… Dijo, mientras yo ponía los ojos en blanco…

Salí de casa a la cabaña cerca del bosque donde los Cullen. Y me instalé. Tomé el teléfono celular y marqué el número de mi primo Marck.

¿Aló?

-¿Marck? Soy Alexandra-

Prima, ¿Cómo estás? ¿Qué tal va el plan? ¿Cuándo iniciamos?

-De maravilla, si lo deseas mañana mismo iniciamos todo. Llevarás a Bella a Tronkí y te quedarás con ella durante un tiempo tratando que no haya manera que vuelva luego veré a quien envío, para que regreses aquí-

Cuenta con ello prima. Y descuida cuanto más lejos esté de aquí mejor… Lo complicado será para comunicarnos, para informarte de todo.

-Bueno no hay red de nada, allá nada más que por cartas. Y debemos de hacerlo lo más discretamente posible… Cada semana enviaré a un chico cartero, para escribirte, y tu me escribirás informándome de todo… No hay de otra manera-

Me parece muy bien. Dijo.

-Mañana Bella, Rosalie y Alice van de cacería, aquí en este bosque te necesito a las 4 de la madrugada… Nos subiremos a un o de los arboles más altos y con la pistola de las inyecciones le disparamos hasta que se desmayé y de allí te la llevarás- Dije.

Está bien prima, sin falta y en punto estaré mañana contigo… Cuenta siempre conmigo, y nunca terminaré de agradecerte el favor de hace tantos años, el que hayas pagado aquella cirugía tan costosa de mi madre, esto que haré es solo un favor por todo lo que has hecho por mí. Dijo.

-Bueno pasa buenas noches y sin falta mañana- Dije.

Buenas noches.

Colgué el celular… Allí empezaba una telenovela. Una larga telenovela que esperaba de muchas cosas buenas para mí… Saqué la foto de Fabio y la escondí en mi pecho.

Ah Fabio, pronto estaremos más juntos que nunca. Y me harás de nuevo el amor… Te Amo. Dije mientras me acostaba en la cama y apretaba con todas mis fuerzas aquel cuadro con la vieja fotos de Fabio…

Mañana, mañana todo cambiará para Isabella Swan y para Alexandra Beel.

CONTINUARÁ.

_________________________________________________________________________________________________________________

Bueno chicas, aquí el segundo capi de Dolorosa Confusión, Espero y lo disfruten.... Muack y perdón por la tardanza *.* Nos leemos al ratito.O

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada vez me cae mal por un lado y por el otro ella solo quiere el amor de Edward aunque tenga ya a bella "osea Aprovechala"
Actualiza mañana sii puedes :D

Escritora dijo...

oye magnifico capi Alexandra tiene que usurpar el lugar de Bella seria novedoso.

Ro_Lizzy dijo...

Pero que mujer mas mala!!! bueno aunque pensándolo bien creo que yo también hubiese hecho lo mismo y mas por acurrucarme en esos brasos jajaja.
Te quedo genial y espero ansiosa el tercero.
Cuidate mucho y contá conmigo siempre.
http://miangelpersonal.blogspot.com/