martes, 26 de junio de 2012

Tú, yo y la distancia.


Epílogo:

Rosalie y Emmett, están pasando los mejores días de su vida. Salen a visitar una isla y allí Rosalie se enfrenta a su pasado, se encuentra con seres que le hicieron mucho daño y están apunto de causarle mucho dolor de nuevo, pues la vida de Emmett le es amenazada a Rosalie, por ello, Rosalie se aleja del amor de su vida, buscando un nuevo rumbo para no perjudicar a quien más ama…. Sus días están llenos de dolor, pero la lucha es la prioridad en su vivir… Se enfrentarán ante lo más oscuro y perverso del mundo por su amor…

Hola chic@s, he aquí el Epílogo de Tú, Yo y la Distancia.... Es un buen comienzo ¿No? Casi no veo historia de Rosalie y Emmett, es una de las parejas más complejas que haya conocido en mis lecturas, pero es una pareja maravillosa, y por complicada me hace interesarme a escribir sobre ellos... Amo a Rose y a Emmett... Bueno, espeor y les guste a todo cualquier comentario, crítica o sugerencia, puedes dejarla aquí o contáctame : jamileth.n@hotmail.com.... **Abrazos**

¡Nuevo Aviso!

Chic@s, ¡Resucité! Hahaha. Hola a todos, DISCULPAS antes que nada... Mi blog abandonado por más de un años ¿Creo? En fin, quiero que sepan que una de las cosas que más amo hacer en esta vida es escribir, pero antes de ello mi prioridad es mis estudios y mi familia, por ello el tiempo me desaparece. Deseo con todo el alma publicar en lo posible, no les prometo un calendario, porque sé que no lo cumpliré, pero trataré de apartar un espacio para ustedes, para que se entretengan un momento... Gracias a cada uno de los lectores o visitantes del blog, su comentarios y críticas... Recuerden, ustedes hacen vivir el blog. Es todo de mi parte un saludo a todos, y por allí les dejo una nueva historia... Att: Jamileth N.

miércoles, 22 de junio de 2011

Aviso!!!

Hi guys! Bueno chic@s hay nuevas noticias, primeramente las disculpas, porque me pierdo por muchísimo tiempo, pero ustedes saben, si me alejo del blog es por razones muy importantes y una de ellas es la dedicación a mi estudio... Saben que eso y mi familia es lo primero luego mi blog. Chic@s, yo espero escribir, tengo muchísimas ganas, la pasión por los vampiros sigue en mis venas haha! Espero comenzar lo más antes posible, por eso lo anuncio de ante mano.

Ahora un cosita, un detallito. Escribiré únicamente en mi tiempo libre, cuando esté realmente inspirada... Y por supuesto relatar y muchas cosas que han pasado estos días en mi vida, y adaptarlos a algunos personajes... La verdad tengo una pequeña historia en mente, aún no estoy segura... Pero espero y la inspiración venga a mí.

Y me despido, no sin antes ¡¡POR SUPUESTO!! darles las gracias, a tod@s las lindas personas que con su comentario me han ayudado a la inspiración... Gracias a tod@s los que visitan eternas pasiones, este blog es de ustedes, sugerencias y cualquier cosa... Allí esta mi mail.
UN BESOTE GUYS! cuídense y pronto nos leemos!! muack!! LOS AMO! :)

lunes, 23 de mayo de 2011

la memoria olvida, el corazón jamas.


-capitulo II-


POV ALICE.
 Luego de mi dia con Isa estaba muy intrigada ya que tenia esa sensación de conocerla, pero era absurdo primera vez que la veía aunque su apellido me sonaba… era obvio por su madre, sabia que lo conocía de otra parte, quería que llegara luego Edward el tenia que ayudarme con esto de verdad que esto me tiene inquieta , uuiii donde esta cuando mas lo necesitoo!!!.
Y este dolor de cabeza que no para, siempre pasa cuando intento recordar algo mas alla de lo que mi mente me otorga, según Carlisle mi padre adoptivo; Edward y yo luego de la muerte de nuestros padre, quedamos en un shock con el cual bloqueamos involuntariamente una parte de nuestras vidas con pequeños recuerdos que iban unidos a ellos. Pero que no nos preocupemos que era normal y que con el tiempo eso pasara, esto paso hace 6 años. Y meses después Carlisle con esme que eran amigos de mi padre nos adoptaron, poniendo todo legalmente, hasta cambiando nuestro apellidos de Masen a cullen. Nunca me quise informar mas alla solo supe que era lo que el testamento de papa y mama decía.
-hola familia llegue.- ese era Edward necesitaba hablar con el.
-ed, ed, ed, tengo que hablar contigo es algo importante.- le decía bajando las escaleras corriendo.
- ok, deja saludar a mama.- bueno pero apurate te espero en mi recamara. El fue a la cocina y yo a mi recamara. 10 minitos después llego Edward a mi recamara. – pase. – le dije una vez que estuvo dentro me sente en mi cama y le indique que hiciera lo mismo.
- que pasa enana?.
-sabes hoy llego una niña nueva a mi grado, se llama isabella swan, pero hay algo que me intriga hermano es como si ya la conociera, es raro siento algo aquí dentro que me dice que ella ya era parte de aquí. De mi corazón. Se que es raro pero es lo que siento. Además he tenido pequeños recuerdos,  algo borrosos pero en ellos escucho decirle a alguien bella, no logro centrarme en su rostro pero su nombre me suena muy claramente. Hermano.
-ali, tranquila sabes que no te debes esforzar en recordar sabes que volverá todo solo.
- pero Edward ya ha pasado mucho tiempo y no quiero que pase mas, te imaginas cuantos amigos dejamos atrás después de la muerte de nuestro papas, se que no es culpa de nadie pero solo no quiero sentir este vacio que siento. Esto como si alguien nos estuviera esperando, siento aquí como si hubiera roto algo, asi como cuando rompo una promesa a rose o a jasper.
- pequeña mia que daría por saber como terminar con esto sabes que yo también estoy igual que tu, y si te tranquiliza, hoy me encontré con isabella, y tenia esa misma sensación de ya conocerla. A lo mejor si es parte de nuestro pasado, pero solo el tiempo lo dira.
--bueno ed, como tu digas. Solo el tiempo lo dira. –
Me quede sola en la habitación pensando en aquel nombre que sonaba y sonaba en mi cabeza, BELLA BELLA. Quien eres?  Niña traviesa que estas en mi cabeza?
POV. EDWARD.
Algo de razón debe de tener mi hermana ya que esta isabella puedo jurar que ya la conozco, nose. Pero sus ojos su mirada, sus labios pronunciando mi nombre era estar en el mismo cielo rodeada de angelitos. Si que es hermosa y especial. Con tan solo un roce  a logrado lo que muchas niñas no han podido en mucho tiempo, despertar interés en mi. Esa corriente que nacio con ese roce de manos, nose. Pero aquel angel bello me robo el corazón, no creía en el amor a primera vista, pero esto que me paso hoy si lo es. Ahora solo queda ser su amigo, y después conquistarla, y que sea mi novia. Hay Edward estas fantaseando mucho, pero un poquito de fantasia no es malo y si se hace realidad aun mejor, ya quería proclamar ante el colegio que aquel angel era mio. Y probar aquellos labios de color cereza. En eso me quede pensando hasta que me quede dormido.

POV BELLA.
Los días pasaron y cada vez en mis sueños veía mas seguido a mis antiguos amiguitos y sus facciones eran mas similares a Edward y alice cullen, habían rasgos muy similares pero eran muy poquitos. Desde entonces han pasado dos semanas. Edward es muy caballero conmigo, muy atento y nos hemos hecho muy buenos amigos. Con el resto de los chicos es lo mismo, aunque se que hay algo en la mirada de ellos dos una tristeza escondida y la dan a conocer cada vez que mi mama va por mi al colegio, aunque nunca he querido tocar el tema. Muchas veces alice y Edward me quedan mirando como si buscaran algo mas en mi.
Hoy es viernes y mañana no hay cole, eso significa no ver a mi Edward, pese a que somos amigos siento algo mas por el, y es raro porque no me siento engañando a mi otro Edward como las otras veces, bueno en fin. Estaba divagando en todo esto hasta que me quede dormida.
Era esa pqueña nuevamente, y me hablaba a mi:
-Bella bella, los encontramos bella._ Y junto a ella habían dos pequeños mas, pero lo anormal de este sueño es que los tres pequeños cambiaban y la niña que me hablba se convertia en mi y los otros dos en ALICE Y EDWARD. LOS DOS ME SONREIAN. Y de otra esquina del patio de mi EX casa, aparecían Anthony y elisabeth los padres de Edward y alice. Diciéndome esta ultima:
-hija mia pero que grande y hermosa estas – yo solo les sonreía- hija mia tienes que ayudarles a recordar, ellos no te olvidaron por que quisieran.
-pero tia eli como es eso. Yo… yo…
-shh tu sabras que hacer. Y el sueño termino desperté muy agitada, pero contenta eran ellos, pero que era eso de ayudarlos a recordar, era hora de investigar sobre los cullen. Vi el reloj y eran las 6: 30 de la mañana papa debe de estar levantándose. Baje a la cocina me serví un vaso de leche  lo espere, el podía responder a mis preguntas.
-hola pequeña mia que haces levantada tan tempran? Hoy no tienes clases.- me dijo dándome un beso en la frente.
-si lo se papa, pero tuve un sueño raro y quiero hablar contigo.
-Dime hija,- se sento en el desayunador con un café.
- anoche soñé con tia eli y tio Anthony,- al decir sus nombres su mira cambio, pero el solo asintió. Lo que sucede es que  en el colegio hay dos niños que me recuerdan mucho a alice y Edward pero, no tiene los mismos apellidos. Y la verdad es que no recuerdo mucho de ellos cuando pequeños solo lo que mis sueños recuerdan, pero ellos me mostraban a estos niños que te dijo y les decían hijos, entonces yo quisiera saber si tu has sabido algo de los tios.- al momento de la pregunta el ya estaba palido.- emm papa?
-si, hija si escuche, esto es difícil pequeña yo me entere solo hace un par de años, y como no habias tocado el tema no crei necesario comentarte, elisabeth y Anthony murieron en un incendio, solo se que Anthony logro sacar a Edward y alice pero al momento en que fue por Elizabeth no pudo salir y ellos murieron. Edward y bella fueron adoptados por otra familia pero no se cuál es su actual paradero.- al escuchar aquello no lo creía. Lagrimas quería salir pero, se apasiguaron con la esperanza que nacia en mi de que ellos podian ser mi Edward y mi alice.
-gracias papa, fuiste de gran ayuda le di un beso y fui a mi recamara a vestirme, ahora tenia que ir al hospital, 
Carlisle era director del hospital y el terminaría de responder mis dudas.

________________________________________

aqui va otro capi espero les guste
cariños!!!
________frani__________

capitulo III. Decisiones


Unas caricias en mi rostro me despertaron y su voz hizo que mi corazón latiera como los aleteos de un colibrí
-Buenos días bella durmiente es hora de levantarse.
-hola, que hora es?- pregunte mientras me estiraba, había descansado y mucho.
-son las 11 de la mañana, yo me voy al medio día, para que alcances a vestirte.
-o es tarde, pero descanse mucho.- le dije con una sonrisa.
-no te preocupes, además te dejamos dormir para que descansaras lo necesitaras, hoy te espera un dia largo con alice.-dijo mirándome apenado.
-o las compras, Edward…
-si bella.- dijo mirándome a los ojos, me perdia en su mirada.
-me das permiso para levantarme.- cobarde. Claro o era, pero como le digo. Me encantas y eso que te conozco desde ayer.
-o lo siento, te espero abajo…- me dio un beso en la frete y se fue sonriéndome como el solo lo hacía. Me duche y vestí lo mas rápido posible, ya que abajo me estaba esperando Edward. Estaba mirándome en el espejo, cuando un recuerdo invadió mi mente.
Flash back.
-Hija, con tu pelo en un costado te ves más coqueta.- mi mama me peina y arreglaba mi cabello.
-mama, no quiero ser coqueta.-
-ahí tenemos un problema, lo eres por naturaleza tan solo obsérvate. Mira cuando pestañeas la delicadeza y el largo de tus pestañas hijas te da un toque especial, solo un  poco de brillo labial y 
estas perfecta. Mira.- luego de que mama me dijera eso me puso brillo en los labios acomodo mi cabello.
-lo dices porque eres mi mama.
-no cariño lo digo porque es cierto, nunca lo olvides tus ojos dicen todo.-
Fin flash back.

Mire mi reflejo mis ojos, ¿que decían mis ojos?
Tristeza , anhelo, esperanza, miedo a lo nuevo a lo inseguro, había un brillo especial que era eso, que es eso nuevo que me muestran mis ojos, quien lo provoca bella?- la respuesta vino a mi de inmediato Edward tan solo su nombre cambia mi mirada, aquel brillo aumenta y una sonrisa boba aparece en mis labios.
-bella ya me voy!!
-ok bajo de inmediato.
Tome mi bolso mire mi rostro y sonreí, todo saldrá bien. al bajar me despedi de esme y emprendimos marcha en el auto de Edward.
-El instituto no queda muy lejos, has ido alguna vez a un instituto.
-no, mis padres siempre me tenían profesores particulares, aunque no te niego que siempre
 luche por ir a uno, quería tener amigos conocer niños de mi edad, cosas así.
-pero nunca es tarde, aun te falta un año  y un semestre.
-si pero ahora será mucho más difícil que vaya a uno cuando vuelva a casa, creo que hasta dormiré
 con guarda espaldas.- le dije con una sonrisa.
-quizás haya otra opción, nunca se pierde la esperanza.
-quizás he estado pensando en algo pero, sería muy egoísta de mi parte- entre la conversación y la musica de fondo llegamos muy rapido al instituto, nos estacionamos pero aun no salía de clases alice.
-bella-dijo girándose hacia mi- hay una posibilidad claro si tú quieres de quedarte acá mientras tu madre se recupera Carlisle se lo propuso a Charlie, aquí estarás segura te protegeré, y podras hacer amigos, amigas y conocer un mundo nuevo,-dijo mirando a el edificio, justo sonó el timbre y  los estudiantes salía unos jugando, otros empujándose, otros abrazados, y divise a Alice venia junto a una joven rubia alta muy hermosa, la que venia de la mano de un grandote, pero de la mano de Alice venia un chico rubio tomado de su mano.
-Edward no lo se, seria egoísta mi mama me necesita, y mi padre también.- su mirada se pudo triste y con una mirada mas penetrante, casi rogándome me dijo.
-bella, eres muy especial para mi... permíteme conocerte, dame la oportunidad de mostrarte parte de lo que no conoces.
Nunca me había sentido asi, miles de mariposas estaban habitando mi estómago en esos momentos, me observaba con una mirada llena de cariño, de esperanza que debía decir, me están ofreciendo todo lo que había pediso en la vida, todo lo que había deseado pero no lo es completamente en estos momento tengo que elegir entre dos mundo uno que conozco mi familia, y otro que quiero conocer.
-edward… yo.-
-shh… no tienes que responder de inmediato solo piénsalo. Pero ten en cuenta que no estarás sola.- en ese momento alice me habría la puerta.
-bella, hola vamos que hay muchas cosas que comprar y el tiempo se hará corto… bella el es Jasper, mi novio.
-hola bella mucho gusto, alice me ha hablado de ti hoy.- el gusto es mio.
-ella es rose, hermana de jasper y el es emmett el novio de rose y mejor amigo de Edward. Bueno en realidad todos somos amigos desde pequeños pero ahora nos emparejamos y Edward salio sobrando jajaja… cierto hermanito.-
-como digas alice… vamos chicos tenemos entrenamiento, nos vemos bella y ten encuenta lo que conversamos.-
-aja- fue lo único que pude decir, alice me miro sospechosamente.
-hola bella, bueno hoy iremos en mi auto, espero te gusten las compras.- me dijo rose con una sonrisa muy amigable.
 Nos fuimos al centro comercial pero era como si no hubiera estado presente mi cabeza andaba sopesando los pro y los contras de mis dos opciones. Terminamos las compras muy tarde pero fue provechoso, me compre mucha ropa, en realidad lo suficiente ya que no tenía nada, pero Alice me supero si yo era consumista Alice lo es el doble o el triple. Llegamos a casa y esme nos recibió muy contentas.
-bella cariño que bueno que ya llegaste, hay una sorpresa para ti en tu habitación.
-para mi?.
-aja ve te encantara.- los mire a todos Edward también estaba presente pero no dijo nada solo me sonrio y en su mirada había algo triste; porque sus hermosos ojos estaban tan tristes?. Subí las escaleras pensando en ello, cuando llegue a la habitación  estaba todo oscuro  y al encender la luz mi sopresa fue inmensa al ver sentado a los pies de mi cama a el hombre que daría todo por mi. Sus ojos me observaron y bajo de ellos las ojeras mostraban el cansancio que llevaba en sus hombros, una sonrisa inmensa ilumino su rostro en el momento de verme yo solo pude lanzarme a sus brazos.
Ese abrazo calido y lleno de amor, me envolvió en sus brazos estaba segura no era lo mismo que cuando estaba en los brazos de Edward pero era casa, me envolvió y supe que nada iba a pasar, el había venido por mi al momento de ese pensamento mi corazón se aprimio y una imagen con sus ojitos tristes vino a mi mente Edward, por eso estaba triste. Mis ojos se inundaron de lagrimas y las deje caer, eran de felicidad de verlo y tocarlo todos mis miedos en esos momentos desaparecieron.
-hija mia, por fin te tengo en mis brazos.
-papa, yo.. yo…-
-shh, te amo mi pequeña… ya todo paso ahora estas conmigo no te dejare nunca mas. Y mi corazón se oprimió aun mas. El tiempo parecía no correr en esos momentos, y el llanto se calmo.
-papa… tenia mucho miedo.
-mi pequeña eres muy valiente e inteligente, eres toda una luchadora. Estoy muy orgulloso de ti.
-yo, siempre pensé en ti, tú me diste las fuerzas.
-esto es mi culpa te puse en peligro y a rene también, no me lo perdonare nunca.
-papa no es tu culpa el, aunque no hicieras nada igual hubiera actuado de esa manera, el quiere la empresa y yo interfiro en su camino.
-te prometo pequeña mia que no te pasara nada, ya falta poco para mandarlo a la cárcel por lo que hizo.
-como esta mama?
-está mejorando, luchando igual que tú, pero los doctores tienen buenas expectativas creen que todo saldrá bien.
-vine por ti, hay un lugar seguro y Carlisle será tu guarda espalda, el te cuidara.- no quería sonar egoísta pero el separarme de Edward y de todo esto que quiero conocer me duele mas que separarme de mi padre,  además asi Carlisle lo protegerá a el y estaré mas tranquila.
-papa, yo… yo…
-que pasa hija
-yo...
_______________________________________________________________


hola niñas espero les guste!!! 
cariños y gracias por sus comentario
saludos 
____frani_____

viernes, 13 de mayo de 2011

En el amor, esta la Esperanza.


capitulo II.


Al momento en que ya no escuche ruidos y la puerta se cerró fuerte. Me quede ahí en estado de shock, no sabía que hacer mi padre no sabía cómo ubicarlo sin que me encontraran, en quien confiar, mi pare el también corre peligro pero mientras este con Carlisle su guarda espalda incondicional no le pasara nada, claro Carlisle, el puede ayudarme, el me ha enseñado muchas cosas mientras esta en casa, me seque mis lágrimas y me dispuse en plan regresar con mi padre.
Tal como me decía Carlisle, hija, tienes que estar tranquila para pensar con claridad. Pero como me tranquilizo si estoy en la peor situación del mundo. Primero tengo que salir de aquí tome mi bolso y las llaves del auto, un BMV blanco. Iba conduciendo por las calles cuando recordé algo que me dijo Carlisle “pequeña si algo llega a pasar debes partir de cero no puedes tener algo que te reconozca, eso es básico, no puedes utilizar tarjetas de crédito ni nada solo una vez y al comienzo nunca puedes sacar dinero o algo con tus tarjetas, en medio del camino que vas a seguir.
Ahora tengo que deshacerme del auto y sacar dinero, vi en mi bolso y había arto pero no lo suficiente. Fui a un cajero y saque todo el dinero que más podía de todas las tarjetas. Y cambie mi auto por uno menos lujoso, el vendedor quedo muy contento ya que con el mío hubiera comprado como 4 de estos. Ahora donde ir… estaba tan asustada, tenía mucho miedo sospechaba de todos, en quien confiar, donde ir.
Y Carlisle volvió a mi mente. “bella, en mi puedes confiar nunca pero nunca, te defraudare y  mi casa es tu casa algún dia te llavare a conocer a mi familia”. Claro pero como llego solo se que vive  en Forks. Bueno pero preguntando se llega a roma.
Haber no puedo tomar un vuelo por que quedaría un registro de a donde voy puede que corra peligro la familia de Carlisle, solo queda viajar en auto.
Luego de dos dias por fin estoy en Forks, ahora a preguntar por los cullen, espero que los conozcan no es un lugar muy grande, pero primero quiero algo para comer. Me baje en un super mercado, estaba en la sección de chocolates cuando una pequeña choco conmigo.
-Oh, discúlpame.-dijo era muy hermosa, de pelo negro desordenado y bajita.
-no te preocupes- le dije dándole una sonrisa.-soy bella mucho gusto.
-soy alice, encantada. Eres nueva aca nunca te había visto. No es que sea metida ni nada de eso.
-no te preocupes, vine  visitar, es decir, algo asi a unos amigos de mi familia.
-ah, te quedaras mucho tiempo digo, nos podríamos juntar para salir, para que no te aburras por el tiempo que estas aca.- era muy simpática, y sociable, sociable… dijo mi mente.
-te puedo preguntar por algo?
-si, dime en qu epodo ayudarte.
-conoces a la familia cullen?
-pues claro, que los conozco.-dijo sonriendo mucho mas.
-me podrias decir donde ubicarlos por favor, juro que no es nada malo.
-claro, bella soy Alice cullen para servirte.-cullen era la hija de Carlisle.
-OH… dije dándole un abrazo, por fin los encuentro. Mis lagrimas no demoraron en llegar estaba muy emocionada llevaba mucho tiempo esperando encontrarlos, y por fin puedo estar segura.
-estas bien bella, porque lloras?, que puedo hacer para ayudarte?- me dijo un poco asustada?
-o lo siento es que he viajado tanto para encontrarlos que es tan, guau el encontrarlos.
-Alice porque demoras tanto.- dijo un chico que era tan hermoso, pero de que me había perdido todo este tiempo.
-oh Edward, te presento a bella, bella el es mi hermano.
-hola mucho gusto. Edward, eres muy parecido a tu padre.-le dije sin saber que mas decir.
-gracias, el gusto es mio, y de donde conoces a mi padre?
-esto, no puedo contarles aquí, me podrían llevar con esme. Por favor, les contare todo estando juntos.
-bella –dijo Edward, esto es raro.-
-juro que conozco a Carlisle, pero aquí no le puedo decir nada.
-edward, bella se ve linda y buenita no seas sobre protector, además es una niña, debe ser de mi edad.
-y tus padres bella?- pregunto Edward. Y fue un golpe bajo ya hace cuatro días que no sabia del destino de mi padre ni si mi madre estaba muerta o viva, las lágrimas volvieron a mi.
-viste tonto lo que haces. Ahora vamos a casa.-dijo la pequeña tomándome del brazo.
-Alice tengo mi auto.- le dije apuntándole a mi Mazda2.
-ok, tu Edward anda en tu auto y yo le diré a bella hacia dónde ir. Nos vemos en casa.
-ok, yo las seguiré –dijo Edward mirándome con desconfianza aun, no lo culpaba cualquiera en su lugar estaría igual.
Alice me indicaba por donde ir.
-a la derecha, bella yo no desconfió  de ti, es solo que Edward es muy sobre protector.
-no te preocupes, lo entiendo.
-ya estas mas tranquila?
-si, ya me acostumbre a las lagrimas.
-tienes una mirada muy linda pero con mucha tristeza.
- gracias, y si tengo mucha pena, no se si aun hay alguien de mi familia viva y solo se que puedo confiar en ustedes por ser la familia de Carlisle.
-de donde conoces a mi padre?
-carlisle, es el guarda espalda y el hombre de confianza de mi padre y es como un segundo padre para mi, si estoy aquí viva es gracias a todo lo que el me enseño.
- aca es bella llegamos.
Entramos a la casa y esme hablo a sus hijos, era muy hermosa.
-porque demoraron tan poco recién salieron a las compras. Isabella?
-hola esme, dije lanzándome a sus brazos,-claro que la conocía. En un viaje de papa  en que fuimos todos; Carlisle llevo a Esme ya que le debía unas vacaciones o algo asi.
-que haces acá pequeña. Y Carlisle?
-no lo sé, el estaba con papa en Francia, y yo con mama en casa, pero unos hombres irrumpieron en la casa y Frank me saco… pero…- dije entre las lagrimas.- pero luego el me mando a los hombres malos a un departamento pero pude ocultarme, pero mama… ellos dijeron que la matarían… yo, lo siento no sabia donde ir y Carlisle me dijo que podía confiar en ustedes y yo no los quiero poner en peligro hice todo lo que Carlisle un dia me enseño y yo…-dije rompiendo en el llanto no aguantaba mas, era tanta la tristeza en mi.
-pequeña ya estas segura, Edward trae el teléfono que papa nos dio en caso de emergencia.
-bella como llegaste aquí?
- en auto, pero no es el auto que saque de casa sino otro lo cambie dos veces, para que no tuvieran rastro de mi, yo de verdad no sabía dónde ir, esme.
-Edward el teléfono.-dijo esme mirando a edward, este ya no me miraba como antes sino con ternura? Y algo mas en su mirada.
-vuelvo al tiro mama.-dijo edward subiendo las escaleras.
-alice tráele un baso de agua hija por favor.
Edward llego con el teléfono y esme marco un número.
-hola cariño, dijo esme- como estaba a su lado sentada escuchaba lo que le contestaba Carlisle.
-esme están todos bien?-
-si amor estamos todos bien, Carlisle, hay algún problema en tu trabajo?
-si, como lo sabes?
-solo lo se cariño. Dime que paso?
-aro, fue en busca de bella, hubo un traidor en la seguridad y tuvo acceso  a la mansión, en estos momentos estamos en estados unidos, lamentablemente rene esta muy grave en la clínica con riesgo vital pero no sabemos nada de bella, solo sabemos que aro no la tiene.
-cariño estas en un lugar publico?, estas solo?
- no, estoy en el auto manejando a la mansión. Y estoy solo.
- cuan seguro es este teléfono que me diste, lo puedes rastrear pueden tener acceso a nuestra conversación?
-esme, si no lo fuera, no te lo habría dado. Porqué que pasa?
-carlisle, bella llego a nuestra casa. Esta bien, pero esta muy asustada.
-esme, no permitas que salga de casa, te dijo como llego?
-si, dijo que lo hizo como tu le enseñaste.-  y me miro con mucho amor.
- que es hábil mi pequeña, dile que lo hizo excelente porque ni yo pude encontrar su rastro.- yo le sonreí y le dije que le dijera que aprendí del mejor.
-dice que su maestro fue el mejor.
-como esta Charlie?. Pregunta bella.
-el esta bien, pero es mejor por ahora que no sepa donde esta bella, aro lo tiene muy vigilado. Y si cambia su actitud sospechar. Me prestas a edward?
-ok amor, te cuidas mucho y te extraño.
-yo también, se cuidan mucho.
-Edward tu padre quiere conversar contigo.

Edward tomo el teléfono y se alejó a conversar con Carlisle.

-isabella, cariño debes estar muy agotada, quieres descansar.
- no los quiero molestar yo quería hablar con Carlisle, quiero estar con mi padre y junto a mi madre.
- cariño, por ahora no se podrá, corres un gran peligro y aquí estará  a salvo mientras todo pasa.
-esme, no es que no me gustaría, pero yo… yo... Extraño a mis padres los necesito.
-tranquila. No llores más, pronto estarás con ellos lo prometo pero por ahora es mas seguro que estés acá.
- eso espero verlos pronto. Nunca aprecie cuanto me cuidaban, siempre se los reproche, siempre les dije que exageraban, yo lo siento tanto esme- las lágrimas nuevamente, mientras esme me acariciaba el pelo, esta vez el cansancio puedo más y me perdí en un profundo sueño en el regazo de esme.
Estaba sola, en una habitación estaba todo oscuro, yo estaba muy asustada tenia miedo de aquella soledad que sentía, de pronto una luz se vio en una esquina y venia un hombre yo creía que era mi padre, me acerque a el pero no era el, era.. era aro y me tenia atrapada.
-solo faltas tu chiquilla. Y todo será mio.
-no… ma.. mama y papa.
-ellos ya no están para salvarte.
-mentira eso es mentira.
-no isabella mira… - y me apuntaba hacia dos cuerpo que estaban tirados en una esquina sin vida.
-nooo!!! No!!! Papa!!! –bella despierta.- mama!!!- bella depierta, es una pesadilla.- no me dejen!! Porfavor.!!!.-es un mal sueño bella despierta, abre los ojos.- aquella voz.
- bella es una pesadilla tranquila.- tan dulce era esa voz. Tan cálida su caricia.-shh ya paso, no llores mas, yo te protegeré.-me sentía segura pero no pasaba la pena, y mis lágrimas seguían corriendo.
- ellos estaban muertos, yo los vi… el me quiere a mi.
-fue un sueño, bella tus padres están vivos. Tu papa está bien y tu mama se mejorara, tienes que confiar.
-pero estoy sola, estoy lejos de mi familia.
-bella, no estas sola… no lo estaras.
Era tan natural estar cerca de el, parecía un sueño, pero no lo era mi sueño era el anterior. El estaba conmigo. y yo donde estaba? Me pare muy asustada, estaba en una habitación.
-tranquila bella, estas en la habitación de visitas.
-oh – fue lo único que pude decir.
-te quedaste dormida y yo te traje, pero en cuanto te deje en la cama, estabas inquieta y me quede un rato, lo siento no quise invadir tu privacidad.
-oh, gra… gracias Edward. Por despertarme.
-no te preocupes. Estas mas tranquila?
-si, ahora si.- dije mirándolo a los ojos. Me infundían valor y tranquilidad.
-mama dijo que cuando quisieras, bajaras a comer. Alice te dejo algo de ropa ahí para que te des una ducha. Y nuevamente lo siento mucho bella no quise ser inoportuno- cuando termino de hablar ya estaba junto a la puerta.-nos vemos.
-edward… yo esto… emm… no te preocupes, y gracias por traerme.- su mirada era tan especial que me ponía muy nerviosa. Que pasa bella recién lo conoce y ya te pone nerviosa?- si pero es su presencia. Me siento segura con el, siento algo que no se qué es, nunca lo he sentido antes.-si tienes razón no lo hemos sentido antes hasta a mi me confunde.
Aaa… ahora estoy hablando sola y me respondo sola. Fantástico, el estrés me deja loca.
Me levante y me fui a dar una ducha necesitaba relajarme, tengo que pensar que hacer ahora, ya vine pero que hago ahora. Necesito hablar con mi padre. El agua recorria cada parte de mi cuerpo. Desde mi cara llevándose el rastro de mis lagrimas. Hasta mis pies llevándose el cansancio de mi cuerpo. Que ganas de abrirme el corazón y que el agua se llevara esto que siento, tanta tristeza, desesperación. Mis lagrimas eran una sola con el agua. Y mi llanto cada vez aumentaba mas. Las imágenes de mi sueño eran tan vivas. Las palabras de Aro resonaban en mis oídos “ellos ya están muertos.- matenla para que Charlie sepa que no estamos jugando.”, o dios mi madre “rene esta grave tiene riesgo vital” mi madre puede morir. Me cai de rodillas en la ducha, y me abrace a mi misma.
-Dios por favor protégelos, no me los quites yo…  yo los amo. Son todo para mi. Que hice para merecer esto.-
El agua seguía corriendo por mi. Sentí unos golpes en la puerta.
-bella soy yo, mama dice si bajaras son las seis de la tarde y quiere saber que quieres comer.
- estoy bien, bajo de inmediato.
Me arrope en la tolla y Sali del baño para ponerme la ropa, era un alivio que la habitación tuviera baño en suite. Un jeans, una camiseta muy hermosa ajustada y zapatillas, deje mi cabellos suelto se veía presentable pero con mi rostro no tengo nada que hacer, aun mis ojos estaban irritados por el llanto. Baje a la cocina donde estaban conversando esme y edward.
-espero que lo tome bien.- a que se referia con eso esme?
-oh bella, cariño te preparo algo que deseas.
-no te preocupes no tengo hambre gracias.
-pero bella-dijo Edward.- tienes que comer algo. Y me miro como suplicando.
-bueno, solo quiero algo de fruta, luego ceno con todos ustedes.-dije con una especie de sonrisa ya que esta no llego a mis ojos.
Mientras esme preparaba la fruta Edward se acerco a mi. Y acaricio mi rostro.
-espero, tener el honor algún dia de poder ver una sonrisa verdadera, no dudo que será aun mas hermosa.- un leve sonrojo llego a mis mejillas, Edward diciéndome esto?, pero mi interior se alegro por ellos. Algo se encendió o hizo click.
- bella con yogurth?- me cuestiono esme y nos quedo mirando como embelesada, su mira estaba cargada de pura ternura. Edward me dejo de acariciar el rostro y se sentó frente a mí.
-E- no gracias- y una tímida sonrisa le dirigí  Edward que me miraba con una sonrisa.
Comí mi fruta en silencio mientras Edward le comunicaba a esme que mañana lunes no tendría clases durante la mañana. Termine mi fruta abstraída de la conversación. Asi llego la noche entre conversación con Alice y Edward.
Me encantaron sus personalidades son completamente distintas pero a la vez muy similares, me di cuenta de que Alice, era como una pelota saltarina no paraba nunca, era muy simpática y cariñosa. Edward en cambio era mas introvertido, mas calmado pero con alice compartían el tener un corazon y una adoración única el uno por el otro, se conocían tan bien el uno con el otro que quede fascinada. La noche llego y alice se fue a dormir tenia clases temprano. Yo me retire a mi cuarto, me puse una pijama de alice, he intente dormir pero no podía estaba muy asustada cerraba los ojos y las imágenes del sueño de todo lo ocurrido volvían, pero lo que más me aterraba era imaginar que en cualquier momento aparecería aro.
 Me desespere y salía el patio a tomar aire fresco, tome una chaqueta ya que el clima no era muy cálido, Sali por la puerta de la cocina el cielo estaba despejado pero hacia frio. Me sente en la escalerita, mirando al cielo. Las estrellas brillaban como nunca, y recordé la pequeña charla con mi mama antes de que todo pasara.
-lo siento mama, ahora se que tenias razón y que lo hacían por mi.- y una lagrima cayo por mi mejilla. Sentí alguien detrás pero no me asuste ni voltee. Se sentaron junto a mi.
-es duro todo esto verdad?- me pregunto Edward. Yo me gire y lo mire a los ojos, se veía en sus facciones que le afectaba pero porque?. Solo asentí y seguí mirando las estrellas, hubo otro momento de silencio, no de ese silencio incomodo, su compañía me inspiraba tranquilidad.
-quieres estar sola?- eso por un instante me dio miedo; la soledad, no quería eso, el me daba paz.
Se estaba parando por mi silencio, pero lo tome de la mano.
-no por favor… quédate no quiero estar sola.- se volvió a sentar junto a mi pero no soltó mi mano, sino que la tenia entre las suyas y me acariciaba haciendo pequeños círculos en ella, era tan natural. Se sentía tan bien, ¿qué es esto que siento?; porque Edward me da tanta tranquilidad, tanta seguridad.
-hoy cuando hable con Carlisle, el me dijo que vendría pronto.-eso me alegro un poco me llevaría de vuelta a casa.
-vendra por mi?- pregunte mirando aun al cielo y dejándome llevar por su caricia en mis manos.
-no, en realidad no.- no volveria a mi casa, eso no me alegro pero tampoco me entristeció mas, no estaría lejos de Edward…
-ahh… entonces ¿que pasara conmigo? Yo no los quiero molestar.
-bella, mírame por favor.- me voltee y lo mire.- ¿a que le temes bella?
-yo… no se a qué le temo. en verdad creo que ese es el problema, le temo a todo. Todo esto es nuevo para mí. Hasta el mirar el cielo desde un lugar que no es mi dormitorio. El tener a alguien que no sea Carlisle o mis maestros en mi casa, el poder hablar contigo es algo nuevo… a todo lo que ahora siento le temo. –dije mirando mi nano en las suyas.
-no solo es nuevo para ti.- escuche que dijo pero no quise darle más vueltas al tema.
-Edward, ¿cuándo vendrá?-
-según me dijo el miércoles.- quedan dos días. Dos días…
-es tarde y mañana tú vas al colegio, no quisiera que te quedes dormido en el salón y te castiguen por eso.- creí que su tono de voz era fascinante, es que sencillamente no lo había escuchado reír.
-no te preocupes por eso, no estoy acostumbrado a dormir mucho, por lo general escucho música o simplemente me pierdo en el internet.
-ah… yo cuando estaba en mi casa hacia lo mismo…- me levante y quite mi mano de entre las suyas- buenas noches Edward y gracias por todo.
-no es nada, si no quieres estar sola, solo tienes que decirme yo encantado-dijo con una sonrisa en sus labios y un pequeño rubor en sus mejillas.- que descanses bella. A se me olvidaba mañana por la tarde Alice quiere ir de compras contigo. Si quieres te llevo cuando entre a clases, en la mañana no tengo-ok gracias. Adiós.
Llegue a mi habitación, pero esta vez no tenía esa sensación de miedo, ya que junto a mi estaba Edward, cuando pienso en el o cuando estoy con el los problemas, las preocupaciones, todo eso desaparece y solo vivo el momento.
Me quede dormida con su imagen calcada en mis recuerdos y el magnífico sonido de su sonrisa.

____________________----
capitulo mega tarde pero la universidad me consume en estos dias, 
espero les guste a tengo listo el siguiente 
cariños y mi jami gracias pro todo... eres muy importante para mi,
cariños y
eso... =D

_________frani_______

jueves, 5 de mayo de 2011

Feliz Cumpleaño Franii!!

Queridísima amiga... En este día tan especial, te deseo lo mejor del mundo, que las bendiciones lleguen a toda velocidad a tu vida hoy más que nunca... Sabes que te aprecio muchisímo, eres una gran persona de un corazón más grande que el cielo. Tienes mucho talento para ésto de las historias... Lo sabías?? Y si corazón, yo se que no comento en exceso... Pero ya sabes que las circunstancias de hoy, con respecto al poco tiempo que nos queda son difíciles, pero por eso no quiere decir que me olvidara de tu regalo... Jajaja, te hice este pequeño fotomontaje xD! espero que te guste, sencillito, pero una sonrisita te saldrá... Bendiciones nena... No olvides, no solo soy tu amiga, sino tambien tu hermana :) ti adoooroo :D